Diosas & Monstruos


. . .y la noche de anoche -por favor empiecen a usarel término- fue una curda de emociones.
Y eso va más allá de todas las cervezas que me tomé.
Y que se tomaron.
Y lo que se hayan tomado.
Menos mal que me habían depositado el sueldo. Porque pagué muchas.
Pero me invitaron muchas más.
De hecho creo que por cada botella que yo destapérecibí tres.
Así cualquiera, ¿no?
Todos contentos.
Incluso mi hígado; a esta altura delpartido colgado del travesaño.
Otra no le queda.
Otra no nos queda.
Todos nosotros somos la noche de anoche.
Estemos orgullosos, muy orgullosos, de ser este momento.
Esto es para los que dicen que escribir es sufrir.
Si tienen razón hablemos de infiernos.
Un infierno, no el infierno, está en Pringles 753.
Los otros en un bar de la Av. Díaz Vélez y en una mesa cada vez más larga en las reuniones de Alejandría.
Tiene que haber otras entradas al averno.
Yo le pongo una ficha al Campamento Huno y a Mataron aKenny.
Esos dos boliches huelen a azufre.
Mientras sigamos de gira los vamos a ir encontrando.
Juntos.
Digo.
A los que huelen a azufre.
Porque el asunto no pasa por arder solo.
Como ustedes, cuando entro a mi mundo, yo me prendo fuego delante del monitor.
Sí.
Pero con ustedes, cuando comparto los suyos y los míos, soy una llamarada.
Somos una llamarada.
El pesimista va a saltar objetando cuanto puede duraruna llamarada.
Que eso a nosotros nos chupe un huevo.
Porque ante todo, somos la noche de anoche y somos este momento.
Dicen por ahí que el verdadero milagro es la carne.
Y mierda que tienen razón.
Porque si de milagros hablamos ahora, yo escuché a mudos hablar.
Donde el pecado hubiera sido permanecer callado, ellos gritaron.
Como los cinco que vienen marchando.
Y como Laura Palmer, a la que habían dado por muerta.
Es la campaña de Mostaza en el Racing campeón del2001.
El paso a paso.
Mostramos lo nuestro. Mostramos lo que hacemos. Mostramos lo que somos.
Pero primero nos tenemos que leer entre nosotros.
Porque nosotros somos también respuestas.
Cuando Ramón me pregunte que son las estrellas, yo voy a leerle las últimas páginas de Bienamado.
Cuando mi hijo tenga veinte y pico y quiera saber que hacía yo a esa edad, lo va a descubrir en Los EstantesVacíos.
Y cuando le llegue el momento para ir buscando lo que huela a azufre, en la barra que él encuentre le voy a invitar un trago, un bloddy mary bajo una luna decherry pero sin Prince.
Mi hijo va a ser muy vivo porque va a leer de chico a los que me avivaron cuando ya me estaba oxidando.
Va a saber cual es la trampa del zorro. Lo que implica el principio de un disparo. Que es lo que se pierde. Va a vivir historias, de las higiénicas también yaunque crea en algún momento –porque por esa pasamostodos- que va a ninguna parte; insisto, el pendejo vaa hacer lo que cantan los Guasones y lo que hizo Funes: transformar el veneno en papel.
Esta es una cruzada por la cortesía.
Que se enteren enPueblo Vecino, Ciudad Central y las Chacras.
Anoche, mientras experimentaba el estado lumínico através de un heterónimo de Lou Reed, Leonard Cohen y Tom Petty, me pusieron algo en el trago y no pude dejar de bailar.
A más de uno le agarré con mi zurda la diestra e hice y deshice en el aire media hora adelante y media hora atrás, amagando con bailar un rock.
Pero con mi paso no le estaba pidiendo al tiempo que vuelva.
Media hora adelante y media hora atrás.
0ne, two, three, four!
Le pedí al tiempo que se detuviera.
Stop.
Porque nosotros somos la noche de anoche.
Lean a los que todavía no leyeron y sin embargo ya comparten la mesa.
Me lo van a agradecer.
Y si aman a alguien, siempre regalen un libro.
Y que ese libro huela a azufre.
Huela a nosotros.
Hasta el próximo Tano.
Hasta el próximo Alejandría.
Hasta el Campamento Huno.
Hasta el próximo Mantis.
Tantas noches como sean necesarias.
Besos, muchos besos y abrazos para las Diosas yMonstruos.
Es one, two, three, four!
Siempre.

1 comentario:

zafedelsapo dijo...

capisimo, como ya le adelante en el mail usted es el cronista de esta gira interminable.
grosso registro