Elecciones afectivas

No me lo dicen de frente
aducen cuestiones arbitrarias
motivos del orden del azar
pero a sabiendas de la altura
que le doy a mi perfil
de mi tono cansino mi apatía
y de mis nulas dotes para el show
ordenan que yo rompa el hielo.
Leo sentado y pausado y sin
poder evitar que mi memoria
fluya más rápido que mi mirada
líneas la tún tún de un cuento largo.
A capella y con voz altisonante
mirada recia y pinta casual
de rock star combativo
el tigre Oyola invita a bailar
un chamamé de palabras.
Licenciado paranaense devenido
adusto cuchillero de San Telmo
Romero afila su navaja y obliga a pelar
una naranja sobre las grietas en la madera
de una de las mesas del bar.
Parado en una silla
look mohicano en la cabeza
Funes lleva al extremo su oficio actoral
inquietando escandaloso a la platea
ficcionalizando escenas turbias
de algún viaje a Tucumán.
Deleitando con su gola y acompañando
por la guitarra de su amigo Gorostiza
Levín recuerda el día en que un auto
lo atropelló al salir de ese bar
o mejor dicho la noche en que él
con su borrachera omnipotente
se paró en medio de la avenida
sólo para volver ahí a contar
la historia de ese accidente
cincuenta meses más viejo.

Desde el fondo del local todos aplauden
y aguante los narradores piden a gritos
y alguien pregunta curioso
si hicimos un casting para armar el Quinteto
y yo digo no y pienso mientras
cuento los escalones de la calle
que son elecciones afectivas.

17 comentarios:

Guada dijo...

Casi corro a darte un abrazo ayer Levín
saludos

Todas Somos La Maga dijo...

Cuando le pregunté a Funes como les fue me avisó que estaban preparando un post al respecto.
Hizo bien en avisarme.
Saludos a la muchachada.

Funes dijo...

solo soy uno más del quinteto
y estoy orgulloso

Lunita dijo...

qué loco que alguien piense que hicieron un casting... Ese ultimo verso es el mejor. Se me quebró algo en la garganta cuando lo lei...

Nucífora dijo...

Me encantó el poema!.......
una duda nada mas: lo escribieron los 5 el poema?

Funes dijo...

No, nucífora...
es que elautor no se quiere hacer cargo.

tigre harapiento dijo...

lo escribio el flaco molina.
el mas grosso de los cinco.
posta.
por favor, lee "los estantes vacíos".

Garatusa dijo...

Afinidades electivas, las últimas palabras del juego, Molina.

superloyds dijo...

Hicieron un casting no me jodan !
Si parecen los village people !

Sigan con lo suyo mushashos, abrazzzz

eugeniarombola@hotmail.com dijo...

el final, pero también el principio y lo del medio, todo, muy luminoso y conmovedor el texto, saludos!

Nucífora dijo...

Tigre harapiento:
Te referis a la colección de cuentos de editorial entropía?
no hay parte en la web asi leo algo por ahi?

anónima dijo...

compralo, Nucífora. está barato, no la quieras tan fácil.

otra anónima dijo...

yo lo compré
sale $21
pero si se lo comprás a molina
le podés arrancar una rebaja

fijáte
¿de dónde sos?

...MAT... dijo...

Estoy leyendo el libro de Molina...
El Tigre me dijo que es el más grosso de los 5, como también escribió acá...
Mi cariño por el Tigre me impidió creer que alguien, entre los 5, escribiera mejor que él, pero él los tiene a los 4 en muy alta estima...
Y yo aprendo a quererlos a todos, ja, ja, ja...
En cuanto a Romero, que es el editor de Gárgola, le di mi novela, y ni noticias suyas, ya le pediré explicaciones personalmente...

Funes dijo...

Esssa ...MAT...!!
Nos re cabe la gente con huevos...

Ah, y el Tigre tiene razón el 98% del tiempo... pero creo que no lo sabe...

Ricardo Romero dijo...

Mat: tal vez si me preguntaras a mí, te respondería que no la leí, como no he leído mucho del material que tengo porque no doy a basto, no porque no quiero, porque mi trabajo es otro y si acaso puedo sacar libros como el de Leo es porque laburo hasta los fines de semana, mientras tengo que leer cualquier verdura todos los días para De Los Cuatro Vientos, y que claro me gustaría poder dedicarme integramente a Gárgola, y poder responder en tiempo y forma a los que no saben como son las cosas. Pero todo esto te lo diría si me lo preguntaras a mí, en vez de andar haciendo reclamos por ahí (o por acá). Hay que tener paciencia y sobre todo discreción, ya que este es un oficio ingrato. Por otra parte, tengo presente tu novela como tantas otras (me la diste en un CD -cosa que no se hace, andá a otra editorial con un CD a ver si te la reciben- el día de la presentación de los primeros Laura Palmer). Yo "trabajo" de editor, y esas cuestiones las manejo en el trabajo, lo tengo bien separado, y espero que desde ahora vos puedas separarlo también.
Eso. Gracias por el aguante al quinteto.
Saludos.

Amalia Gieschen dijo...

mierda, ricardo responde con ganas, afila los dientes y las uñas, desengaña. no es el provinciano buenazo que conocí.
me gusta como asesta sus garras el quinteto de la muerte que está hecha de verdadera vida.
gracias por dejarme compartir con ustedes las cervezas y los cigarrillos.
los quiero un montón. un montón.
y ahora que se murió mi gata estoy más sensiblera, ojo si a a alguno/a se le ocurre darme un abrazo con una remera blanca.
el rimmel se corre y también llora. el maquillaje llora, che.
me salen más las ganas de dar un abrazo que de escribir un poema. mierda. envidio la capacidad de levín y de oyola.
chau chau chau chauuuu